Un amuleto de la suerte para Piscis

En la fabricación de un amuleto entran en juego dos elementos muy importantes: el primero es el procedimiento y el segundo, sin ser menos importante, el aspecto ritual. Lo que se consigue con el ritual es crear un vínculo muy estrecho entre el microcosmos del hombre y todo cuanto existe fuera de los lindes de su persona (naturaleza, universo). La persona de Piscis, para atraer a su vida la suerte que necesita, ha de realizar un ritual muy especial. Gracias a éste pasará a formar parte de la mágica urdimbre astrológica, en la que cada hilo desempeña un papel muy importante.

La creación de un objeto muy especial para Piscis

Cuando los animales migran hacia lejanos parajes, no tienen necesidad de utilizar aquello que los humanos valoramos tanto, la razón. Simplemente está en ellos el saber que allí, en el lugar hacia el que viajan, encontrarán el agua, el clima o el sitio idóneo para desovar. Para la creación de su amuleto se le pide a la persona de signo Piscis que haga lo mismo; y no me refiero precisamente a que migre a parajes recónditos, sino que se deje guiar por aquello que, desde tiempos inmemoriales, siempre ha existido en él; algo que va más allá de su instinto e intuición.

Durante el ritual que se realice, Piscis tomará contacto con el mundo esotérico a través de su parte subconsciente. No se necesita la razón para respirar o cualquier otro acto igual de «sencillo». Cuando se trata de sobrevivir, el simple hecho de sentir sed es de mayor ayuda que saber obtener la raíz cuadrada. Aquí hay unos pasos que deben ser seguidos con una sensación mística dentro de uno, con la mente y el corazón abiertos; confiando siempre en que todo lo que se haga será de gran provecho.

Piscis, consigue un pez pequeño de cualquier especie, que no pase de los 5 centímetros. Encuentra uno que ya esté muerto. Toma un alambre de metal, del material con que más afinidad tengas, que mida 30 centímetros de largo. Sobre un marcador enrolla el alambre creando una espiral compacta. Luego quita el marcador y en el interior de esta espiral coloca el pescado. Cierra ambos extremos haciendo más pequeñas las espiras.

Este amuleto, aunque parezca que tiene una criatura muerta en su interior, es en realidad un nexo con la vida y la prosperidad porque lo bueno florece sobre las cenizas de aquello que ha dejado de existir. Para completar el ritual; manteniendo en su mente la idea de conexión con las energías de paz, salud y felicidad; Piscis depositará su amuleto en un vaso con agua, al que agregará cuatro cucharadas de sal.

Luego de aproximadamente doce horas, echar el agua al sumidero, enjuagarlo cuatro veces y volver a llenarlo con agua y cuatro cucharadas de sal. Volver a hacer lo mismo a las doce horas. Luego, poner el amuleto al sol durante un día completo. A partir de este momento será capaz de absorber los maleficios, desgracias y enfermedades. El amuleto deberá mantenerse dentro de una bolsita de tela, colgando de un lugar estratégico de la casa.

Por su capacidad de absorber tanto mal no puede mantenerse durante más de tres meses, pues después estará tan saturado que habrá dejado de tener cualquier efecto. Para deshacerte de él arrójalo a las llamas hasta que se consuma por completo, sus cenizas son inertes y no causarán mal alguno.

Artículos relacionados

Anterior

El ángel que protege a Acuario

Siguiente

Saturno en los signos del zodiaco