El ángel que protege a Acuario

Elige un lugar tranquilo, donde nadie pueda interrumpir la invocación, rodéate de elementos que puedan ayudarte a entrar en concentración. Quizá sea la música o el simple silencio, una postura de meditación o aquella en que te sientas más cómodo, emitiendo salmodias audibles o pronunciadas en la cálida voz de tu corazón. Invocalo, llama a Gabriel, tu ángel protector.

Gabriel, un ángel que escucha

Si eres de signo Acuario, entonces podrás contar con la ayuda de Gabriel, tu ángel protector. Puedes confiar en él cuando tus objetivos sean puros y no conlleven maldad. Extinguirá el miedo de tu piel y te dotará con nuevos bríos. Comienza a vislumbrar el triunfo, tus objetivos se muestran entre nubes que se difuminan rápidamente. Una dosis de disciplina. Es lo que se necesita para cumplir cualquier objetivo. Gabriel estará ahí no para imponértelo, no como una orden, sino para recordarte con un agradable sonido celestial que resuena dulcemente desde tu conciencia.

Pon una orquídea en el lugar donde has decidido invocar su presencia. De esta flor emanan, como lo hacen de Gabriel, la atractiva forma física de la perfumada belleza, límpido receptáculo de la pureza y noble símbolo de la perfección. Las vibraciones que emergen de sus pétalos, al tiempo que van abriéndose camino en rededor de su tallo, son de felicidad y paz; proyección terrena de un mundo celestial. Gracias a esta flor, mientras entras en contacto con las energías de Gabriel, posarás tus incrédulos ojos en un adelanto del paraíso.

Las buenas intenciones, cometido de Gabriel

Las intenciones del ángel de Acuario se mueven por el rumbo del bien universal, traduciéndose en cambios a nivel humanidad. Insta a las personas a abandonar el egoísmo, las viejas rencillas, rencores enquistados y odios purulentos. Porta bajo sus alas el cántaro que derramado sobre los hombres del planeta purifica y engendra una nueva vida.

La persona de signo Acuario siente la brisa fresca de la inspiración renovando su creatividad. Habrá de emplear estos dones para el bien de la humanidad. A partir de cimientos de pureza, con paciencia y plena conciencia de cada acto, extender ese bien sin mezquindades. Gabriel, el ángel de Acuario, pertenece al coro de los arcángeles. En el mundo, es el más conocido de los arcángeles. Es el portador del mensaje de vida y de los milagros. Por estas virtudes, este ángel es invocado frecuentemente en las épocas en que tiene que velar por la nueva vida que germina en el vientre de las madres.

Luego de otorgar creatividad a Acuario, le da la capacidad de discernir entre ideas o filosofías que pueden aportar bien a la humanidad. Puesto que su influencia se extiende a grandes masas de personas, debe tener una habilidad especial para memorizar mucha información. Pero, esto no será una traba para Acuario cuando tenga que olvidar, por decirlo así, mucho de lo que ha vivido, a cambio de nuevas oportunidades de vida. Gabriel es el mensajero de las energías benéficas que nacen en Neptuno. Las transporta y las inserta en el seno de la persona de Acuario.

Artículos relacionados

Anterior

Características de la forma de ser y actuar de Piscis

Siguiente

Un amuleto de la suerte para Piscis