Aquí está Sagitario con sus luces y sombras

Los nacidos en Sagitario son conocidos por su buen sentido del humor, más allá de que no estén pasando por un buen momento, un sagitariano de ley siempre regala optimismo y buena onda. Sin embargo, eso no significa que no sufre, muy por el contrario es un signo sensible y cómo tal vive todo a flor de piel. Digamos que este signo le hace honor a la frase que dice “la procesión va por dentro”, y todo el esfuerzo que es capaz de hacer por mantener una buena energía es bien recibido y valorado por los demás.

Lo que ilumina y alegra la vida de un sagitariano

Sagitario es un signo muy modesto y uno de los más humildes de todo el zodíaco. Él no tiene problemas en aceptar sus errores y se siente feliz si puede aprender de ellos. Es muy intelectual y analítico, y por eso logra alcanzar un alto umbral de sabiduría, especialmente cuando ya peinan canas. Es en esa etapa en la que Sagitario se presenta con mucha luz y muy buena vibra, pues ha adquirido el conocimiento y la madurez suficiente. Además como es un signo que le gusta comprender en profundidad cuando se relaciona con los demás, se preocupa de que la comunicación sea clara y efectiva.

Esto genera una muy buena receptividad del otro lado que afianza la relación. Amante de la libertad y de las aventuras, los sagitarianos se sienten muy pleno y llenos de luz interior cuando pueden viajar y conocer. Con cada nuevo destino y ante cada nueva persona que conocen sienten que tienen en su poder la oportunidad única de descubrir algo único. Llegan frecuentemente a estados espirituales muy elevados y cultivan una rica vida interior.

La oscuridad que acecha a Sagitario

Si hay algo que no le gusta a un sagitariano y lo llega a poner realmente incómodo es sentirse atado a algo. Cuando siente amarras que lo atan ya sea a situaciones, o a lugares o a personas, es dónde Sagitario pierde el control. A su vez cuando la sensación de descontrol comienza a invadir su optimista y alegre espíritu es cuando “se le viene la noche”. Es frecuente encontrar a sagitarianos bloqueados y casi aterrorizados cuando no pueden moverse con libertad. En el caso de las relaciones de pareja, si llegan a encontrarse sin espacio o sienten que sus tiempos no son respetados, es probable que salgan huyendo.

En el plano laboral, un fantasma que suele acechar a Sagitario es el alto grado de compromiso. Cuando una actividad o un proyecto laboral le son planteados con un gran nivel de exigencia y se le pide una alta velocidad de respuesta, Sagitario suele reaccionar mal. Aunque lo racionalice e intente manejar la situación, Sagitario no es un signo que pueda prestar y mantener un alto grado de atención por mucho tiempo. A él le fastidia tener que preocuparse por detalles y por aspectos minuciosos, por lo que a la larga terminará abandonando todo. El fracaso laboral está siempre en la puerta de Sagitario, y el eso lo tiene muy presente.

Artículos relacionados

Anterior

Virtudes y defectos más marcados en las personas de Piscis

Siguiente

Deberias Leer los Horóscopos Semanales