La energía de la luna en los signos de Fuego

Aries Leo y Sagitario hacen parte del elemento Fuego. Son activos, inquietos y buscan experiencias de las que puedan sacar buenos aprendizajes, son arriesgados y se lanzan al abismo, si saben que eso puede contribuir mejorar su calidad de vida. Seres independientes, buscan el éxito por su propia cuenta, y no descansan hasta conseguirlo. Manejan todas las situaciones que se les presenta con total astucia e inteligencia, ideales para ejecutar altos cargos de dirección. La luna puede otorgarles capacidades y actitudes que los motivan a cambiar para mejorar su entorno.

¿cómo son los signos de fuego?

Antes de hablar del tema que nos interesa, es importante conocer acerca de las personalidades pertenecientes a los signos que conforman este elemento. Con el fin de poder comprender e interpretar lo que puede la luna, atribuirles. Aceptar y aprovechar los efectos que su energía puede causar en ellos y disfrutar el momento. Para mejorar y evolucionar como seres humanos. De Aries, que está gobernado por el planeta Marte, podemos decir que es espontáneo y carismático. No se deja intimidar fácilmente ya que cuenta con una gran confianza en sí mismo, que lo motiva a afrontar cualquier episodio tedioso sin afectar en un mayor grado su vida.

Es una persona activa que está en constante movimiento, su mente inquieta lo lleva a descubrir grandes cosas. Leo es gobernado por el imponente astro sol, brilla por sí mismo y muchos envidian su genialidad. Es un líder por naturaleza de espíritu competitivo y estratégico, posee una capacidad magnífica para planificar acciones, analizar lo que sucede a su alrededor y tomar decisiones. Sagitario, regido por Júpiter es ostentoso y orgulloso, también optimista y trabajador. Pero no es constante, cuando se cansa es propenso a desistir, siendo negligente con los otros y con él mismo.

La luna y su influencia

Es un satélite de carácter femenino que representa el amor, la fertilidad, los sentimientos maternos y en general a la mujer. Tarda 28 días en dar la vuelta a la tierra, la misma duración que el período menstrual. Influye totalmente el la psiquis y sentimientos de las personas, invitando a la reflexión y sensibilidad y además define el comportamiento inconsciente de los individuos y las impresiones que damos a los demás. Promueve los cambios espirituales: añadir o quitar todo lo que sea necesario para fortalecer nuestra alma. La luna llena, al brillar en todo su esplendor, actúa a cabalidad para que afiancemos nuestro interior.

Cuando su luz desaparece por completo, tiende a generar en los humanos inestabilidad emocional, timidez y falta de voluntad. Para luego, iniciar un nuevo ciclo y con él la renovación. Para los signos de fuego, el paso de la luna es ideal para el crecimiento personal y el fortalecimiento de lo esencial de la personalidad. Son tiempos perfectos para actuar y eliminar defectos que nos impiden surgir, serán acciones pertinentes la reconciliación con familiares, amigos y compañeros. En el amor, se podrán dejar atrás las discusiones, los malos entendidos y diferencias en momentos en los que las reconciliaciones se darán.

Artículos relacionados

Anterior

Cuales son los Planetas regentes de los signos de Fuego

Siguiente

Hola Leo: ¿Qué se viene para los últimos meses de 2019?